NOTICIAS

Cáncer de mama. Respirar al ritmo del tratamiento

Jueves 22 de Octubre de 2015
El manejo de tumores en la mama izquierda representa un desafío para la radioncología, porque se puede afectar el corazón, con riesgos a largo plazo.

Articulo original: https://www.lavoz.com.ar/salud/cancer-de-mama-respirar-al-ritmo-del-tratamiento

Cáncer de mama: respirar al ritmo del tratamiento

El manejo de tumores en la mama izquierda representa un desafío para la radioncología, porque se puede afectar el corazón, con riesgos a largo plazo. 

 

Avances. Progresos en la prevención y también en el tratamiento del cáncer de mama.

Avances. Progresos en la prevención y también en el tratamiento del cáncer de mama.

El manejo de tumores en la mama izquierda representa un desafío para la radioncología, porque se puede afectar el corazón, con riesgos a largo plazo. Con la técnica de gating respiratorio, se busca sincronizar la aplicación de la radiación con la respiración, para que el músculo cardíaco se encuentre despegado de la pared torácica. Se trata de un desarrollo que conlleva alta tecnología y personal especializado; pero también, un rol activo de la persona en tratamiento.

Durante octubre, se emprenden distintas acciones para recordarnos que el cáncer de mama es el tumor de mayor incidencia prácticamente en todo el mundo, y que su detección y abordaje en forma temprana mejoran su pronóstico.

El diagnóstico precoz ha permitido obtener mejores resultados en el control de esta enfermedad. No obstante, el mayor impacto estuvo dado por el progreso en los tratamientos: cirugías más eficaces, nuevas drogas y numerosos avances en radioterapia, es decir, en la aplicación de radiaciones ionizantes para el manejo local o locorregional del cáncer.

Pero el desafío no es solo frenar o eliminar un tumor, sino brindar tratamientos con menor toxicidad, para una mejor calidad de vida.

Hace dos o tres décadas, distintos ensayos observaban que si bien la radioterapia lograba un buen control de este cáncer, a largo plazo las mujeres que habían sido irradiadas en su mama izquierda tenían complicaciones cardíacas, incluyendo infartos. Esto ocurría porque con las viejas tecnologías, no lográbamos visualizar cómo el haz de radiación atravesaba también corazón y pulmones.

Ese efecto no deseado del tratamiento se fue corrigiendo gracias al surgimiento de la tomografía computada y las imágenes en tres dimensiones; y a técnicas como la “intensidad modulada”, que permite direccionar la energía en distintas cantidades y formas. Pero había otro factor a considerar: una cuarta dimensión, el tiempo; cómo se desplaza el corazón con la respiración mientras se aplica el tratamiento.

El gating respiratorio considera ese movimiento. Gating significa “gatillado”, se trata de disparar la radiación en el momento en que el corazón no queda expuesto, porque se separa de la pared torácica al llenarse de aire los pulmones.

Cómo funciona

Durante la simulación virtual, que es el primer paso de cualquier tratamiento de radioterapia, la paciente hace un entrenamiento previo de su ritmo respiratorio, para lograr una inspiración profunda y sostenida.

Esta simulación es básicamente una tomografía computada, en la que se colocan en el pecho de la paciente unos reflectores infrarrojos, que permiten localizar el volumen a irradiar y el movimiento del corazón durante la respiración. Luego, con las imágenes obtenidas, se reconstruye el cuerpo en forma virtual, para planificar el tratamiento de la manera más eficaz y sin afectar tejido sano.

Finalmente, al momento de aplicar la radiación, la paciente se ubica en el acelerador lineal, en la misma posición en que se realizó la tomografía. El haz de tratamiento se emite al mismo ritmo que la respiración. La persona puede observar mientras tanto su propio ciclo respiratorio a través de unos lentes especiales, dotados de monitores, que lo grafican en una curva. Si el paciente sostiene la inspiración, el acelerador se activa y si la interrumpe, se desactiva.

A quiénes está dirigida

A nivel mundial hay entre un seis y un ocho por ciento de mujeres que, por su constitución física, tienen el corazón pegado a la pared torácica. Estas pacientes, si tienen cáncer de mama izquierda, deberían recibir la radioterapia de esta manera, independientemente de su edad.

Hay otro grupo de pacientes para las cuales esta técnica será opcional, y se evaluará caso por caso; pero siempre se trata de aquellas que tienen tumores de mama izquierda y con expectativa de vida larga. Además, deben ser personas que no tengan otras condiciones que le impidan llevar adelante esta respiración controlada, ya sea por problemas físicos –como una insuficiencia respiratoria– o, por ejemplo, por ansiedad.

Es necesaria la colaboración de la paciente, y eso no siempre es fácil, porque quien atraviesa un tratamiento oncológico se encuentra en un estado emocional especial que no siempre facilita ese rol. Por eso es fundamental la empatía del equipo de salud, para que la paciente se sienta contenida y no presionada.

La técnica estátodavía en etapa de implementación en el Instituto, y por eso aún no se aplica en forma masiva. Si bien el equipamiento se adquirió hace un año, fue necesario el trabajo de un equipo interdisciplinario –médicos, físicos, técnicos– para aprender la metodología, realizar controles y ajustes.

También hay que tener en cuenta que la medicina avanza hacia tratamientos personalizados y por lo tanto, muchas cuestiones entran en juego a la hora de decidir si una terapia es la apropiada para cada quien.

A veces, una técnica que es maravillosa en un paciente, a otro no le hace bien. Por eso comenzamos aplicándolo en un grupo pequeño. Ya hemos tratadoalrededor de 30 personas, algunas con cáncer de mama y otros con linfomas.

Es interesante recoger la opinión de las pacientes después de completar todas las sesiones.

Nos dicen “yo lo hice bien, me salió todo bárbaro”. Se sienten protagonistas, recuperan el control, se entusiasman. Están concentradas en respirar, están aprendiendo algo nuevo y eso hace más ameno el tratamiento.

Perfil

Silvia Zunino es doctora en Medicina y Cirugía, especialista en Radioterapia Oncológica. Es presidenta de la Fundación Marie Curie y directora de la Residencia de Radioterapia Oncológica, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de Córdoba.

*Radioncóloga, directora del Instituto de Radioterapia-Fundación Marie Curie.

Últimas noticias

Acreditaciones