Seguinos en

TECNOLOGÍA DE VANGUARDIA A NIVEL INTERNACIONAL

Irradiacion corporal total (TBI)

Antiguamente la irradiación corporal total se ha usado en forma paliativa para enfermedades denominadas radiosensibles. Actualmente constituye una parte esencial del tratamiento de enfermedades en las que se utilice el transplante medular.

Esta técnica proporciona mayor penetración a los tejidos con una distribución homogénea de la dosis de irradiación en todo el cuerpo.

Los tres principales objetivos de la Irradiación Corporal Total (TBI) son:

  • Inmunosupresión para impedir el rechazo del trasplante de médula ósea;
  • Erradicación de células malignas (leucemias, linfomas y algunos tumores sólidos)
  • Erradicación de poblaciones celulares con alteraciones genéticas.

Los esquemas de fraccionamiento y dosis más usados son 12 Gy en 6 fracciones dadas en 3 días.

Cuando es necesario y la situación lo demanda, se puede realizar con anestesia general. Existen múltiples técnicas descriptas en la literatura, dos de ellos son empleadas en nuestras instituciones:

TECNICA DE TBI LATERAL

La irradiación del paciente es bilateral con un haz horizontal de fotones, producidos por un acelerador lineal a una distancia fuente-superficie de 3.5mts. La posición del paciente es supina, brazos a los costados del cuerpo y piernas recogidas sobre una camilla con planos inclinados. Para obtener la dosis máxima en la piel se utiliza una pantalla de acrílico que cubre todo el paciente. Las dimensiones laterales del paciente son homogeneizadas mediante el uso de compensadores.

 

Paciente en posición de tratamiento lateral con compensadores
y protección pulmonar 

 

Paciente en posición de tratamiento lateral con protección pulmonar
y proyección de luz de campo

 

TECNICA DE TBI ANTERO – POSTERIOR

El paciente se encuentra den decúbito lateral con los brazos a los costados del cuerpo y la irradiación se realiza con un haz de fotones producidos por un acelerador lineal.

Paciente en posición de tratamiento antero-posterior

 

La irradiación se hace en varias fracciones diarias con una separación entre fracción por intervalos de 6hs. Dependiendo de la dosis entregada en las últimas fracciones del tratamiento es necesario utilizar protecciones personalizadas de los pulmones. El tratamiento es realizado bajo la supervisión estricta del equipo médico y físico.

 

Protecciones pulmonares personalizadas en tratamiento TBI Antero-Posterior 

 

Todo tratamiento TBI requiere de un monitoreo de la dosis real entregada al paciente conocido como “DOSIMETRIA IN VIVO”. Esta medición es realizada con detectores de radiación especialmente diseñados para TBI y ubicados en múltiples puntos del cuerpo. La “DOSIMETRIA IN VIVO” nos permite:

  • Verificar el tiempo de tratamiento calculado por los sistemas informáticos
  • Determinar la dosis en el punto de especificación, usualmente tomado en la línea media del abdomen o la pelvis.
  • Estimar la homogeneidad de la distribución de la dosis en la línea media a diferentes localizaciones en dirección cráneo-caudal.
  • Monitorear la dosis a nivel de los órganos a riesgo.

 

Sistema de diodos para dosimetría in vivo en TBI. Estos detectores permiten determinar la dosis real recibida por el paciente 

 

Acreditaciones

Contanos tu experiencia en nuestra Institución